La Nao Esperança visita Sevilla

0

El alcalde de Sevilla, Juan Espadas, ha acudido este viernes a visitar la carabela Nao Esperança, que se encuentra atracada en el Puente de las Delicias a disposición del público que quiera visitarla.

A la cita no han faltado ni el presidente de la Autoridad Portuaria, Manuel Gracia, ni el cónsul general de Portugal, Jorge Monteiro. Además, también ha acudido el presidente de la Fundación Nao Victoria, Juan Miguel Salas, que ha insistido en recordar la historia de la ciudad de Sevilla, donde “la Giralda no es lo único importante ni lo único que existe”.

La Nao Esperança es un símbolo de la Época de los Descubrimientos, cuando españoles y portugueses dominaban la mayor parte de los conocimientos marítimos. Ha habido palabras para recordar la expedición que dio la vuelta al mundo; en aquel barco no solo había hombres de la península, sino también de varios continentes europeos. “Fue la primera vez que todos hicieron algo juntos sin pelearse”, bromeaba Juan Miguel Salas.

Gracia ha asegurado la gran implicación de la Autoridad Portuaria en las celebraciones del 5º Centenario de la Vuelta al Mundo y quiere dar continuidad posteriormente a su significado y su aportación. A querido agradecer a Turismo del Algarve, al capitán y la tripulación su presencia, por “recuperar para la memoria colectiva lo que significaba la navegación y el afán de conquistar lo desconocido; nos vendría bien en estos tiempos tan distintos pero igualmente complicados”.

Monteiro ha querido agradecer la gran acogida del pueblo sevillano de los turistas portugueses y el fortalecimiento de las relaciones entre ambos países. Ha subrayado la importancia histórica de ciudades como Sevilla, Lisboa u Oporto, pioneras en la “primera globalización”. “Hay mucho que aprender de esa gesta. Lo más importante es el uso del conocimiento, ya que fueron capaces de hacer esto por su dominio del mismo. Esta es una gran lección para los jóvenes de hoy: se puede hacer cualquier cosa con los conocimientos adecuados”.

Imprimir

Dejar respuesta