Obituario. Doctor Nieto Barrera, un aristócrata

11

Nuevamente, con gran dolor, paso en diez días, y son tres, por el Tanatorio a rezar y abrazar a sus familias.

            Si hace poquísimo fue por Alfredo Jiménez Núñez (de personalidad, humanidad y conocimiento 10), hoy lo tengo que hacer por Manuel Nieto Barrera (de personalidad, humanidad y conocimiento 10) y como aquél, amigo mío, pero no en paridad, equilibrio o proporcionalidad, sino en sumisión, ellos por sus dimensiones en lo alto y yo, la mar de bajito.

            Manolo Nieto era –iba a poner el mejor neurólogo infantil de la nación española, pero pondré- “uno de los mejores neurólogos infantil de España”. Además, también era un intelectual porque Dios, (eso no lo da Salamanca) lo hizo apto, inteligente y brillante como el que más.

            Por todo, y para compartir lo que supe de y por él, escribo estas breves líneas.

            La palabra que mejor define a Manuel Nieto Barrera es la de “aristócrata”, pero no en el sentido menor, en la que viene a significar una cuna, una familia y el color de una sangre como algo supremo en lo históricamente genealógico, sino en el sentido que se definía en la Grecia aristotélica, donde ser un aristócrata era mucho mas, era ser, estar y pertenecer al elenco de los “mejores”, y Nieto, por derecho propio, esto es, no heredado, perteneció en lo personal y en la médico profesional, a la categoría de los elegidos, de los grandes.

            Hacer un resumen de sus méritos como neurólogo infantil aburriría en grado sumo, el currículum sería excesivo, solo decir que huérfano desde niño, supo mas “sobresalir” que salir adelante, culminando una carrera ejemplar que en París complementó, ejerciendo la medicina –pública y privada- en Sevilla hasta su jubilación.

            Como persona no se quedó atrás, Manolo, me consta, era buen esposo, (un beso muy fuerte a Milagros –soriana, casi na!-), buen padre y buen amigo; ¿que más se puede decir? Como intelectual, humanista, conversador y cofrade de su hermandad del Buen Fin, todos los que han tenido la suerte de tratarlo han llegado a la misma conclusión, se trataba de una persona destacada y encima sin altanería o petulancia.

            Cuando el Ayuntamiento de Sevilla y por unanimidad de los cuatro partidos que lo integraban, el 6 junio de 2005, puso una calle, con el nombre de “DR. NIETO BARRERA”, lo digo con la mayor de las objetividades, no se quedó corto.

            Ya que a tantos niños curó, ya que tanta salud repartió, descanse en paz ese gran hombre al que tuve la suerte de conocer y por ello me prestigió.

José María Font Ortiz.

Imprimir

11 Comentarios

    • No tuviste tu padre, tuviste un Angel.
      Yo fui su paciente durante 18 años. Jamás lo olvidaré. Porque gracias a él soy quien soy.

  1. Cuando todo era oscuridad el Dr Nieto iluminó nuestro camino. La persona se ha ido pero su legado quedará por siempre. Que la tierra le sea leve. D.E.P. Siempre estará en nuestros corazones.

  2. Crecí en su consulta, junto a mi hermana que padecía Esclerosis Tuberosa…jamás nos dejó, nunca una duda sin resolver, siempre a nuestro lado…desde los tres meses hasta que se fue con 39 años sin pertenecerle en Pediatria, pero seguíamos teniendo su contacto para todo. Nos animó y fue el pilar de nuestra asociación…su ilusión es que hubiésemos sido fuertes, pero éramos pocos y desperdigados por AndaluciA…SIEMPRE lo llevaremos con nosotros como GRAN PROFESIONAL, pero ante todo como la GRAN PERSONA que ha sido, cuidando y dándose a sus pacientes y no dejando NUNCA de lado a los familiares…yo nací…tengo que dar gracias a la insistencia del dr. Nieto a mis padres, que con su miedo no se atrevían a tener más hijos…GRACIAS POR TANTO!!!!

  3. Para fue y será un Angel. Sufrí parálisis celebral de forma coreoatetosica al nacer, la cual me pudo provocar retraso mental, pero bendita en la hora en que caí en sus manos. Soy totalmente autosuficiente e independiente. Siempre serás recordado. Manuela Capote Mulero

  4. Fco. Javier y madre.:
    Sin duda alguna ha sido lo mejor que Dios ha puesto en mi camino, desde los tres meses hasta los 33 años. Ha estado ahí para hacer de mi una persona auto suficiente. Estará en nuestro recuerdo para siempre.

  5. Siempre fue buen amigo y maestro entregado, desde el Policlínico Universitario de la Macarena (donde tuve la buena fortuna de formarme en Neuropediatría junto a él) y luego en el Hospital U. Materno-Infantil Virgen del Rocío. Tiene una amplia familia -mi condolencia a su esposa Milagros y a sus hijas e hijos- . La Neuropediatría española, sus múltiples discípulos y los innumerables pacientitos de los que se ocupó con ciencia y afecto delicado, lo hemos perdido físicamente. Pero ahí quedan sus escritos y su fe en que no todo se queda acá abajo. ¡Descansa en paz, querido Manolo!

  6. Para mí Manuel Nieto Barrera fué el mejor Neurólogo del universo. Empecé a sufrir ataques de epilepsia con 19 años. Durante ocho años fuí paciente suyo. Cuando cumplí 27 años ya estaba casi curado de la epilepsia pero seguía tiendo pequeñas crisis focales. Él estuvo intentando de que desaparecieran, y por circunstancias que no sabría o no podría quitármelas del todo, tuvo la dignidad y la decencia de buscarme otro neurólogo, el cual ya me las ha quitado por completo, aunque sigo yendo a las revisiones periódicas. Eso se llama honradez y sinceridad. Mi mas sentido pésame a su esposa e hijos.

  7. Me enteré de su fallecimiento el día 9 de febrero fue como un jarro de agua fría salí de la consulta número 2 de neurología infantil del virgen del rocío su consulta donde me trato desde los 3 hasta los 17 años bebiendo me las lágrimas, lágrimas que tantas veces ve había secado el mismo mi doctor Manuel nieto barrera nunca olvidaré tus buenos deseos hacia mi y las veces que te preguntaba doctor nieto si algún día soy madre mi hijo tendría lo mismo que yo ya que tengo una Corea familiar benigna y cuantas veces me decía el que no arriesga no gana… ahora soy madre me arriesgue y gane tengo un niño de 20 meses muy sano y sin problemas ninguno gracias a dios. Gracias gracias y mil millones de gracias a ti doctor nieto y allá donde estés tienes el cielo y la tierra ganada. Mi más sentido pésame a su viuda doña milagros y a sus hijos. Se fue una gran persona un médico excepcional con un corazón que no le cabía en el pecho. Pero quedará su legado su nombre y aquellos que tuvimos el placer de tenerlo como médico nunca olvidaremos como fue con cada uno. D.E.P doctor nieto, siempre en los corazones de aquellos niños y niñas que tratastes con tanta dedicación y tanto cariño.

  8. Un Ángel. Una persona tocada por Dios. Una pérdida muy grande. Cuando me he enterado no he podido evitar que se me encoja el corazón y alguna lágrima. Siempre estaré agradecido como logró sacar adelante a mi hija Sofía y su trato tan afable. Rezaremos por él. Mi más sentido pésame.

Dejar respuesta