Sevilla apuesta, junto a otras once ciudades, por un turismo más sostenible

0

El Ayuntamiento de Sevilla, a través del Consorcio de Turismo, ha formado parte del cuadro de ponencias incluidas en la jornada formativa ‘Nuevos retos para la gestión del turismo urbano’, organizada por la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) en San Sebastián, y en la que una docena de ciudades han compartido sus estrategias para “propiciar un desarrollo sostenible del turismo y, por extensión, la convivencia entre vecinos y viajeros”.

Según indica el Ayuntamiento hispalense en una nota, las urbes españolas están experimentando una cada vez mayor atracción turística y el incremento de visitantes, sea por ocio o negocio, ejerce sobre estas ciudades una presión que soportan tanto foráneos como vecinos, “de ahí que la sostenibilidad de la actividad turística sea uno de los retos más importantes a los que se enfrentan en estos momentos, combinando el posicionamiento turístico con el propio modelo urbano y con una estrategia clara donde se tenga cuenta la capacidad de acogida, la preservación del entorno y la calidad de vida de los ciudadanos”, según ha señalado Antonio Jiménez, gerente del Consorcio de Sevilla.

Sevilla, Madrid, Barcelona, San Sebastián, Valladolid, Valencia, Málaga, Salamanca, Córdoba, Toledo, Santander y Bilbao han sido los destinos urbanos que han puesto en común sus experiencias.

El alquiler de viviendas turísticas, planes estratégicos en las ciudades con gran afluencia de viajeros, gestión tanto de flujos turísticos como de los espacios públicos o la financiación de la política turística han conformado los temas principales, en una jornada que ha contado con presencia de representantes de ciudades y responsables de instituciones turísticas públicas de todo el país, tanto locales como provinciales, regionales y estatales, así como empresas privadas.

“En el caso de la ciudad de Sevilla, tratamos de anticiparnos a las consecuencias del consumo masivo de turismo que afloran en otras capitales españolas y europeas. La apuesta fundamental de Sevilla es por un turismo de calidad y la convivencia entre los vecinos y visitantes, diversificando mercados y también las áreas para visitar la ciudad, reforzando la oferta para romper la estacionalidad turística y que el turismo reporte beneficios económicos durante todo el año, y controlando la oferta alegal de alojamientos turísticos desde la disciplina urbanística, la vigilancia de la Policía o las ordenanzas fiscales”, según ha comentado Jiménez.

El gerente, asimismo, ha trasladado al auditorio que Sevilla tiene todavía margen de crecimiento turístico, y está siendo acompañado por inversión hotelera y hostelera, sin olvidar el efecto arrastre ejercido por el sector turístico sobre otras actividades económicas como la agroindustria, la logística o el transporte. Eso sí, el crecimiento tiene que ser “sostenible, seguro, controlado y dentro de la legalidad”, ha matizado Antonio Jiménez.

En su ponencia sobre financiación de los municipios turísticos, ha abogado por buscar fórmulas de financiación para los organismos que gestionan las políticas turísticas, con los objetivos principales de reforzar la promoción de la propia ciudad y destinar recursos adicionales tanto a la conservación como a la puesta en valor de la riqueza patrimonial y a garantizar la correcta prestación de los servicios públicos y la calidad de los mismos.

El gerente del Consorcio de Sevilla ha hecho hincapié en el “carácter transversal” que tiene el turismo hoy en día y en la importancia de la sensibilización ciudadana sobre “la repercusión que supone ser un destino turístico”.

“La creciente demanda turística obliga a realizar un importante esfuerzo inversor a los municipios, al objeto de mantener y mejorar la calidad de sus servicios públicos. No se trata sólo de promocionar la ciudad, sino también de garantizar la prestación de los servicios públicos a vecinos y visitantes, especialmente en momentos punta de afluencia de viajeros. Y esto condiciona el modelo de financiación en municipios turísticos”, ha argumentado el gerente.

Jiménez ha agregado que “los destinos urbanos han de incrementar también la capacidad de inspección en el ámbito medioambiental y urbanístico, aumentar la rehabilitación del patrimonio y garantizar que ni la mayor afluencia ni la actividad empresarial vinculada al turismo en determinadas zonas de Sevilla alteran el ADN de la ciudad, su idiosincrasia y su convivencia”.

Imprimir

Dejar respuesta