El PP vuelve a solicitar la reforma de la ordenanza de veladores

0

El portavoz del Grupo Popular en el Ayuntamiento, Beltrán Pérez, ha señalado “que ha llegado la hora de proteger los establecimientos, la imagen y la configuración tradicional de las zonas históricas de Sevilla”, después de que la confitería La Campana haya anunciado la eliminación total de la terraza de veladores por parte del gobierno de Espadas y la pérdida de los 40 puestos de trabajo existentes.

En este sentido, Pérez ha vuelto a solicitar la reforma de la ordenanza de veladores “para dar cobijo y proteger a los comercios históricos como La Campana, tal y como se aprobó en el Pleno del Ayuntamiento el pasado mes de mayo, cuando el delegado de Urbanismo se comprometió a estudiar un posible tratamiento diferenciado para este tipo de establecimientos tradicionales”; y ha añadido que “este tipo de medidas pueden provocar la ruina del comercio tradicional, que acabarán siendo ocupados por negocios que desnaturalicen la esencia, y la imagen de Sevilla”.

Así, el portavoz popular ha pedido a Espadas que “reconsidere la decisión de eliminar los veladores de La Campana, que llevará a la ruina y al cierre a este comercio tradicional”; y ha destacado que “Sevilla debe seguir el camino de la creación de riqueza, de empleo y la protección de aquello que configura el alma de la ciudad”.

Además, Pérez ha manifestado que “el Ayuntamiento tiene que hacer una apuesta fuerte y decidida por el comercio tradicional sin desdeñar otro tipo de inversiones que también nos hacen crecer, pero la apuesta deber ser clara por los comercios con esencia e imagen tradicional que contribuyen a mantener y proteger la identidad de la ciudad”; y ha resaltado que “debemos alcanzar un equilibrio para compensar la creación de puestos de trabajo con el crecimiento económico sostenible”.

Por último, el portavoz ha indicado que “La Campana es el estandarte de este tipo de comercios y el PP siempre va a defender la permanencia de estos establecimientos, fundamentalmente cuando los problemas vengan del propio Ayuntamiento de Sevilla”.

Imprimir

Dejar respuesta