Maloma habla de “gran montaje” sobre su ingreso y asegura que “no quiere ir a España”

0

La joven Maloma Morales, natural del Sáhara Occidental y nacionalizada española al ser adoptada por un matrimonio de Mairena del Aljarafe y que está en los campamentos de refugiados saharauis de Tinduf (Argelia) desde que en diciembre de 2015 acudiese allí a visitar a su familia biológica, quiso “aclarar y desmentir” en un vídeo “el gran montaje” sobre su ingreso hospitalario y ha asegurado que “no quiere ir a España”.

Este miércoles, el padre adoptivo de Maloma, José Morales, alertó de su hospitalización como consecuencia de “haber consumido matarratas ante la situación que vive” en los campamentos y pidió al Estado que tome esta acción como “un toque de atención” y actúe “antes de que sea tarde”. Según informó el padre adoptivo de Maloma, la joven habría tenido que ser ingresada hace dos días en el hospital de Rabuni, tal como le ha informado personal del centro, después de que hubiera ingerido “un bote de matarratas”.

Horas después la joven Maloma, a través de un vídeo colgado en la página de YouTube de la Coordinadora Estatal de Asociaciones solidarias con el Sahara, quiso “aclarar y desmentir el gran montaje que han hecho de mí” sobre la hospitalización. “Es absurdo”, añadió la joven.

“Soy feliz con mi gente, para qué me voy a querer suicidar”, ha planteado Maloma, que lamentó que la persona que ha hecho este “gran montaje” –en referencia a su padre adoptivo– “”no me quiere y quiere lo peor para mí y que esté en la boca de la gente”. “Si me quisiera, no hubiera hecho esto, eso no me ayuda, ni yo tampoco pido ayuda”, agregó en este sentido.

Además, la joven saharahui aclaró en el vídeo de forma textual: “Yo a España no voy a ir, a España no quiero ir en mi vida, quiero estar con mi gente en el campamento”.

Por último, Maloma afirmó que con este vídeo “responde a este gran montaje, la siguiente vez no respondo igual”. “El que me meta en problemas, lo meteré en problemas más grande”, amenazó.

De otro lado, la Delegación Saharaui para España, en un comunicado, exige una “rectificación ante las informaciones falsas” sobre Maloma, ya que la joven “no ha intentado suicidarse como ha comunicado ella misma en el vídeo”. “Su voluntad es clara”, ha añadido.

Por ello, la Delegación denuncia “fervientemente todos los intentos de manipulación que se están llevando a cabo en este caso. Son sólo intentos de debilitar y dañar la lucha del pueblo saharaui, una lucha por el derecho a la autodeterminación, por la descolonización de un territorio no autónomo, el Sáhara Occidental, de la cual tiene una gran parte de la responsabilidad histórica, moral y legal el Estado español”.

En este punto, la Delegación se pregunta “por qué se difama, se miente y se manipula sobre este caso; por qué se oculta la verdad de la violenta situación a la que se ve sometida, diariamente, la población saharaui en los Territorios Ocupados del Sáhara Occidental; por qué perdura tanto el silencio en algunos medios de comunicación sobre el genocidio al que ha sido sometido este pueblo; y por qué se desvía la atención de las responsabilidades del Estado español sobre la descolonización del Sáhara Occidental”.

Imprimir

Dejar respuesta