La Banda de San Juan Evangelista se retiró con 40 heridos y ataques de pánico

0

La Madrugá de la Semana Santa 2017 estuvo marcada por carreras y avalanchas que han dejado más de 100 heridos, uno de ellos grave. Algunos de los afectados fueron los miembros de la Banda de CC. y TT. San Juan Evangelista de la Hermandad de la Esperanza de Triana, los cuales tuvieron que suspender su estación de penitencia.

Estos casi 130 músicos se vieron sorprendidos por la primera avalancha en Reyes Católicos, cuando la formación estaba  bastante dispersa y se dirigía desde su posición frente a la Cruz de Guía de la Esperanza de Triana hacia el paso de Cristo. Jesús Font, uno de los encargados de la banda junto con José María Gil, narra cómo vio venir la marea de personas que huían subiendo la cuesta de dicha calle, dejándolos atrapados frente al paso sin posibilidad de refugio:

Fue bastante fuerte, el ruido fue de menos a más y fue bastante… no se me quita de la cabeza. Terminada la primera avalancha tuvimos los primeros contactos con nuestros músicos, muchos lesionados con contracturas, muchas madres de músicos también se habían caído y estaban amoratadas… En total unos 30 ó 40 heridos. Se perdieron dos cornetas y había algunos instrumentos bastante abollados, pero bueno. En primer lugar pensamos que todo iba a ser mucho más grave en lo material, pero después no ha sido tanto el daño”, explica Font.

La Guardia Civil que custodiaba al Cristo de las Tres Caídas fue fundamental para que la marea de gente se calmara y no llegara a arrasar con el paso. Font alaba su actuación, recordando que “supieron actuar y lo pararon perfectamente. Estábamos a mediados de Reyes Catolicos y desde arriba se ve toda la calle. Se veía todas las personas subiendo corriendo y te quedas pensando, ¿dónde me meto?“.

El encargado de la Banda de CC. y TT. San Juan Evangelista señala, sobre la decisión tomada de no continuar con su estación de penitencia, que “lo hicimos por los ataques de nervios que tenían los componentes de la banda, muchos estaban bastante mal. Yo que tengo cuarenta y nueve años me he llevado unos días… No se me quita de la cabeza, sobre todo el ruido. Es indescriptible. Hay que vivirlo, pero espero no tener que volver a hacerlo”.

Algunos de los músicos llegaron a marcharse tras la avalancha, asustados y “bastante mal psicológicamente”, según indica Font. Lo que queda, a día de hoy, son contusiones, dolores en rodillas y tobillos tras haber sido pisoteados. “Una mujer que va siempre en la Cruz de Guía con un Farol tenía la cara completamente amoratada. Es una señora mayor y fue pisoteada por muchísima gente”, ejemplifica Font.

Los gastos materiales son lo de menos. Un par de cornetas perdidas es lo más grave, pero Font asegura que la Banda de CC. y TT. San Juan Evangelista puede hacerse cargo del dinero que supone y que no llega a los 1000 euros. Una empresa especializada en la recolección de dinero para diversos tipos de causas se ofreció, el mismo Viernes Santo, a ayudar en la recolecta, pero la Banda lo rechazó.

“No es cuestión, porque las pérdidas son a lo mejor 400 o 500 euros y nosotros tampoco estamos para aprovecharnos del momento. Esa no es la cuestión. Ya hemos pasado el miedo, ya lo hemos pasado todo y afortunadamente podemos pagar lo que ha pasado. Es más el daño psicológico y físico que otra cosa“, puntualiza Font.

Imprimir

Dejar respuesta