Reunión de urgencia del Consejo con los hermanos mayores del Martes Santo

0
Miembros de la junta superior del Consejo. (Carlos Cabrera)

El presidente del Consejo de cofradías, Joaquín Sainz de la Maza, el delegado del Martes Santo Juan José Morillas y los hermanos mayores de cada una de las hermandades de la jornada entre otros, se están reuniendo en estos momentos en la sede del Consejo General de Hermandades y Cofradías para recibir las últimas indicaciones, planes y resoluciones sobre la reforma planteada por las hermandades para el Martes santo de 2018.

En dicha reunión, que ya mantuvieron el pasado Jueves con urgencia los miembros de la Junta Superior, se va a informar a los hermanos mayores de los procesos que hacen falta para dirimir una propuesta, que parecía cercana, y aún hoy no podemos confirmar como aceptada.

Las incertidumbres de ciernen sobre dos cuestiones: La primera de ellas sobre quién debe aprobar esa medida, si tan solo los miembros del Consejo de Hermandades o el órgano superior formado por todos los hermanos mayores en pleno penitencial. Esta cuestión se está debatiendo aún tanto en el Consejo con partidarios de que voten todos los hermanos mayores o incluso en la delegación de asuntos jurídicos de la Archidiócesis que debe emitir veredicto.

La segunda cuestión, que se está tratando en la reunión, es la particular visión del Ayuntamiento, y su órgano de operaciones CECOP, sobre la nueva organización propuesta para el Martes Santo. En principio la postura era del “dejar hacer” pero diversos consejeros no contentos con el plan están presionando para que el Ayuntamiento se pronuncie, y en caso de hacerlo lo haga negativamente a ser posible.

La reunión de hoy servirá para aclarar a los hermanos mayores estos dos puntos y para que estos tengan noticias del tema los primeros, pues se han mostrado molestos de la falta de comunicación existente entre el Consejo y ellos. Los hermanos mayores querrán así mismo hacer valer su posición de encuentro y unanimidad, poco común en las jornadas. Casualmente su delegado, es el propio portavoz del órgano, pero aún así la comunicación no ha fluido ni con estos ni con la oficialidad de las reuniones y opiniones que siguen llegando por filtraciones con más o menos interés.

El Martes Santo tiene aún por escribir alguna página más en un Consejo de Hermandades al que su primera piedra de toque real, la reforma de una jornada, le está causando más dolores de cabeza de lo esperado.

Imprimir

Dejar respuesta