La encrucijada del Consejo

0
Cruz de Guía Hdad. del Cerro. Foto Manolo Ruiz

El Consejo de Cofradías se encuentra en una encrucijada. La autodeterminación del Martes Santo para solventar los acuciantes problemas de la jornada aportando su propia vía de solución, choca frontalmente con parte de la Junta Superior que preside Joaquín Saíz de la Maza. El presidente, sigue buscando los apoyos -externos- necesarios para decantar la balanza por la papeleta del sí o la del no, para que la cofradías de la jornada hagan en primer lugar Estación de Penitencia a la Catedral, y luego recorran a la inversa la Carrera Oficial para regresar a sus templos. Los Estatutos no ayudan, no esclarecen, no regulan un imprevisto como el ideado por Manolo Casal, Hermano Mayor de la Bofetá, que junto a los otros 7 hermanos mayores de la jornada, han conseguido cuanto menos, sacudir la idea de que todo se debe solventar a base de buena voluntad, y  de cumplir horarios, aunque ello suponga que la Virgen del Dulce Nombre se recoja a una hora indecente e insegura, y manteniendo como patrimonio inmaterial de la bulla, el desaguisado de la Alfalfa.

A la convocatoria in extremis del jueves pasado, faltaron al menos tres consejeros (entre ellos José María Cuadro,uno de los principales valedores del cambio, puesto que la modificación del orden le facilitaría la labor para el posible cambio de la Madrugada). En el transcurso de la misma,se llegó a sondear a los presentes sobre el tema en cuestión, resultando que tres pesos pesados como son el Secretario, Carlos López Bravo, el Vice Presidente, Antonio Piñero Piñero, y el Tesorero, Francisco Vélez de Luna, se muestran proclives a  llevar el asunto al pleno de Hermanos Mayores.

López Bravo y Vélez serían los encargados de buscar apoyos para el NO entre los hermanos mayores que conforman la Asamblea,cuestión ésta a la que el Presidente teme, ya que podría sentar un precedente que no dejaría en buena posición al Consejo General de Hermandades y Cofradías, donde estaría puesto de manifiesto que el organismo de San Gregorio perdería el carácter ejecutivo y vinculante de las decisiones, estando para poco más que elegir cartelistas,imágenes para el Vía Crucis, y conceder las venias en Carrera. Como desde Palacio y desde el CECOP han preferido usar la palangana de Pilatos, el parlamento cofradiero se encuentra en la encrucijada de qué hacer con el Martes y cómo solventar una más que previsible crisis interna.

Imprimir

Dejar respuesta