Un Jeque de una facción radical del Islam desembarca en Sevilla

2

La antigua casa palacio de los Condes de Ybarra ha sido adquirida en una subasta pública por  La Fundación Taqwa, que administra el jeque saudí Abdulaziz Fawzan. Según han informado los compañeros de ABC. 

El jeque, Abdul Aziz al-Fawzan, de Arabia Saudí, país con el que incluso cortaron relaciones musulmanes de Sevilla,  llegó a España hace ya más de 10 años con la supuesta intención de promover el diálogo interreligioso, creó su primer proyecto, una empresa de comunicación (Córdoba Internacional TV) un canal musulmán con programación religiosa y de actualidad a través de internet y la plataforma Hispasat. Posteriormente creó la Fundación Taqwa, que tiene como objetivo en sus estatutos “promover, realizar y fomentar la difusión del mensaje de la paz”.

Al-Fawzan es vigilado por los cuerpos de seguridad concienzudamente, aún así, pues no oculta su alineamiento con una de las visiones más radicales del islam y su estrategia para expandirla por España, el Wahabismo. Muchos consideran a esta rama del Islam prácticamente padres del Estado Islámico. No se le han descubierto vínculos con grupos terroristas, pero se le considera una amenaza por su labor de proselitismo de una corriente tan extrema del islam

Su estrategia de expansión pasa por abrir centros islámicos en ciudades consideradas símbolos de islam. Lo hizo en Toledo adquiriendo en 2015 el edificio del Casino o en Granada.  Finalmente ha desembarcado con su fundación, en pleno centro de Sevilla donde aún no se conoce el trabajo que se va a desarrollar pero donde contará con un edificio de 3 plantas totalmente reformado por Forum Filatélico, anterior propietario que tras descubrirse su estafa piramidal y disolución dejó el inmueble recién restaurado.

El Jeque Saudí está bien relacionado con la realeza de su pais, que apoyan a buen seguro económicamente sus proyectos. Arabia Saudí es considerado uno de los más radicales en la aplicación del Islam y en la falta de derechos humanos por motivos religiosos. En su pais, Al-Fawzan, han destapado la verdadera identidad de un líder radical refiriéndose a los Cristianos.

“Alguien que niega a Alá, adora a Cristo, hijo de María, y afirma que Dios es la tercera parte de una trinidad… ¿cómo te van a gustar estas cosas que dice y hace? ¿No odias la fe de un politeísta que dice que Dios es la tercera parte de una trinidad, o quien adora a Cristo, hijo de María? (…) El que dice: “Yo no lo odio”, no es un musulmán, mi hermano. Pero esto no es racismo, mi hermano. No odiamos a un politeísta por su color, género, sangre, país o porque es americano, europeo, chino o asiático. Sin embargo, si esa persona es un infiel, debo odiarlo, su herejía y su desafío a Alá y su profeta. Debo odiar sus abominaciones”

O cuando se ha referido a las mujeres u homosexuales.

“Se ha demostrado que la naturaleza retorcida de las mujeres se deriva de su propia creación. Así es como Alá quería a la mujer, por lo que el marido debe adaptarse a ella y ser paciente. Él no debe darle a ella demasiadas cosas que hacer o cosas que ella es incapaz de hacer. El marido no debe hacer nada que sea contrario a su naturaleza (…) Debe hacer la vista gorda a sus errores y tolerar todas las tonterías que pueda decir, porque forman parte de su creación (…) Tanto el marido como la mujer deben satisfacer los impulsos naturales del cónyuge y deben tratar de satisfacer sus deseos cuando no haya nada que lo impida (…) “

“Algunas personas quieren occidentalizar nuestra sociedad en todo lo posible, pero saben que si ellos abogan por la fornicación, las relaciones sexuales prohibidas y la homosexualidad, el pueblo les apedrearía. ¿Qué hacen ellos entonces [países de Occidente]? Se acercan con leyes descarriladas, que sientan las bases para que se produzcan [en el futuro] esos crímenes y abominaciones”.

El Jeque Saudí ha aprovechado la ignorancia que existe sobre el Islam y sus ramas en España para no levantar sospechas ni alarma. Ningún partido se ha cuestionado aún su llegada a Sevilla, ni ninguna asociación ciudadana, pese a su duro discurso contra otras religiones, las mujeres o los homosexuales.

El jeque saudí ha desembarcado en Sevilla con la máxima discreción de la mano del Islam más radical.

 

 

 

Imprimir

2 Comentarios

  1. Ya llevan en casa mucho tiempo. Este viene a “impulsar el proceso”. Y ¿cuál es el proceso? Muy sencillo, aniquilarnos. Y nos quedamos tan tranquilos, porque somos demócratas. Lo,que somos es, sencillamente, suicidas, y lo,que es peor, tintos de capirote.

Dejar respuesta