La Junta y Adepa, “en el tramo final” de la negociación sobre las Reales Atarazanas

0

La Consejería de Cultura de la Junta de Andalucía, propietaria de las Reales Atarazanas y la Asociación para la Defensa del Patrimonio de Andalucía (Adepa), están en el “tramo final” de la negociación impulsada entre ambas partes para resolver el conflicto derivado del proyecto de restauración y adaptación del monumento.

Joaquín Egea, portavoz de Adepa, ha manifestado que su organización se encargará durante la próxima semana de elaborar “un documento” con la redacción de todos y cada uno de los puntos en los que ambas partes están “de acuerdo”.

El proyecto de reforma y adaptación de Las Reales Atarazanas, construidas en 1252 y declaradas Bien de Interés Cultural (BIC), diseñado por el arquitecto Guillermo Vázquez Consuegra, se encuentra cautelarmente suspendido por orden del Juzgado de lo Contencioso Administrativo número nueve, en el marco del recurso promovido por Adepa contra la licencia de obras concedida por el Ayuntamiento para la actuación.

El diseño del proyecto, plantea restaurar y adaptar como centro cultural el citado recinto histórico, formado por restos de la antigua muralla almohade, siete naves de las atarazanas medievales del siglo XIII, restos del apostadero de la Carrera de Indias de los siglos XVI y XVII y edificaciones de la Real Maestranza de Artillería pertenecientes a los siglos XVIII, XIX y XX.

Según Joaquín Egea, después de que ya en su momento la Junta anunciase una excavación en la parte de la muralla almohade con una superficie de 1.200 metros cuadrados, que permitirá la recuperación integral de la muralla hasta la cota original de las atarazanas primitivas, ambas partes han acordado ahora “excavar” la superficie de las naves seis y siete del recinto hasta su nivel “de origen”, así como “un pasillo” hasta la zona de la barbacana y la muralla almohade, para crear “un recorrido” por la superficie “original” del monumento.

Además, y entre otros aspectos, ambas partes habrían acordado suprimir tanto “los micropilotes”, como unas escaleras mecánicas previstas en el diseño original, el controvertido acceso libre hacia la calle Dos de Mayo y la cafetería también prevista. De otro lado, ambas partes habrían acordado mantener “las entradas de luz de las naves” y recuperar las antiguas cerámicas de la entrada del monumento, entre otras cosas.

En cualquier caso, Joaquín Egea ha expuesto que aunque el acuerdo “está prácticamente cerrado”, su organización no retirará su recurso judicial hasta ser firmado el documento como tal y “redactada” la modificación del proyecto arquitectónico diseñado por Guillermo Vázquez Consuegra, pues se trata de una “modificación muy importante” del diseño original.

Imprimir

Dejar respuesta