El arzobispo pide ayuda para salvar la capilla de San José

0

El arzobispo de Sevilla, Juan José Asenjo, ha brindado su apoyo para llevar a cabo cualquier iniciativa que ayude a la capilla de San José a “volver a su esplendor”, tras asegurar que “no la conocía” y que tiene una “extraordinaria categoría”, una vez finalizada la visita que ha llevado a cabo este martes al templo de la céntrica calle Jovellanos.

Así, según ha explicado Asenjo durante su visita, se brinda a cualquier iniciativa que se pueda tomar para mover a las autoridades autonómicas y nacionales, así como a los particulares a fin de que colaboren con la restauración de urgencia que necesita este templo.

En esta línea, el arzobispo ha apuntado que está “sobrecogido de la belleza de cuanto ha visto”, por lo que “habría que trabajar entre todos, en la medida de nuestras posibilidades, para conseguir que no se pierda esta joya esplendorosa del barroco andaluz y español“, dado que esta capilla tiene “una proyección local y nacional”.

Cabe recordar que la Asociación Pro Restauración de la Capilla de San José ha anunciado el lanzamiento de una campaña para recaudar fondos a través del micromecezango con el objetivo de realizar la obra urgente necesaria para salvar las obras de arte del templo, como las pinturas murales, que continúan cayéndose. A la par, lleva a cabo otras acciones para conseguir dinero, como conciertos o las visitas solidarias previstas para el 2 de julio por la noche organizada por ‘Paseos por Sevilla’.

Según explicó el vicepresidente de la asociación, Juan Carlos Hernández, actualmente se ha recaudado a través de distintas acciones unos 15.000 euros de los 80.000 euros necesarios para acometer la obra de emergencia que permita consolidar las pinturas murales de esta “gran última obra del barroco” en Sevilla. Plantea que no sólo es necesaria la restauración de estas pinturas murales, sino también de esculturas, retablos, zócalos, además del saneamiento de las paredes, afectadas por la humedad.

Recientemente se ha actuado en sus cubiertas y fachadas, pero no así en su “impresionante” interior barroco, estando sus bienes muebles en un “frágil estado”, según la asociación, que menciona las consecuencias de un incendio de 1931, las filtraciones de agua y humedades, las grietas causadas por los movimientos estructurales de la edificación, así como el propio envejecimiento de los materiales. La restauración integral que realmente necesitaría y que costaría alrededor de 1,4 millones de euros.

Imprimir

Dejar respuesta