¡Mamá, déjame expresarme! Por Macarena Amate

0

Adolescentes… Es lo que pensamos cuando nuestra hija de esa edad “complicada” no está de acuerdo con lo que le intentamos “imponer” a la hora de vestirse.

Nos hace gracia cuando nuestra hija de cuatro años nos dice “esto no pega” o entra en una tienda y dice “¡qué mono!”, pero cuando con ocho años quiere ponerse algo a toda costa o no quiere ni tocar esa prenda que lleva todo el invierno sin estrenar en el armario, ya no nos hace tanta gracia y pensamos que es por manía, e intentamos colocárselo convenciéndola de alguna manera. Hasta ahí bien, pero ¿qué pasa cuando llega la edad en que eso ya no vale? No hay que temer ese momento, al revés, te está dando señales de que quiere expresarse, de que su estética importa y de que se quiere ver guapa, todo esto es signo de feminidad y de amor propio.

La moda bien entendida es aquella mediante la cual nos expresamos, mostramos nuestra personalidad, exteriorizamos nuestras emociones y enseñamos al mundo cómo nos sentimos anímicamente en cada momento. Nuestras “teens” cada vez empiezan antes a dar importancia a la moda, al qué ponerse y a preocuparse por sus “looks”. Y es que las redes sociales tienen mucho que ver en esto; al tener acceso diario a un gran escaparate de “influencers” y chicas vestidas a la última, hablando de marcas y tendencias, es inevitable que cale en nuestras chicas y esto ya no lo podemos controlar. ¡Es mejor vivir de acuerdo con la era que nos toca y seguir su proceso natural! A veces, este “gran escaparate” suele crear dudas y estereotipos, provocando en esa chica mucha exigencia con ella misma, algo negativo que las madres o tutoras tienen que saber gestionar de la mejor manera. “Asesorar” sería la palabra perfecta a la hora de abrir el armario de tu hija, no “imponer”. Esta filosofía la tenemos muy presente en moutt girls a la hora de diseñar nuestras prendas, intentando crear armonía entre los gustos de madres e hijas.

Muchas veces la preocupación de una madre es más por el “qué dirán” las otras madres que por lo que piensa ella misma. El papel de la madre/padre es fundamental a la hora de guiar a una chica adolescente, pero siempre dejándole tener su propia identidad y personalidad a la hora de vestir. Esto crea una gran seguridad y confianza en ella misma, estar a gusto en los sitios y al fin y al cabo la FELICIDAD. Y pensemos las madres, ¿quién no ha estado incomoda o insegura una noche porque no se veía “mona” con lo que llevaba?

Instagram: @mouttgirls

Facebook Moût

Web: www.moutt.com

Imprimir

Dejar respuesta