Sale Coke. Tenemos opciones. #Betis

0

Minuto 76 del encuentro Sevilla-Betis del campeonato de liga BBVA del día 24 de abril de 2016 #fitetú. En ese momento va ganado el Sevilla por 1 a 0. Sale Coke y se retira Reyes del terreno de juego. En esta ocasión no es por Mariano, pensó un tuitero cualquiera que está viendo el partido en televisión desde su casa y había leído esto numerosas veces desde este patio de vecinos que se llama tuiter. A continuación, el que vamos a llamar a partir de ahora el visionario, tuitea lo siguiente,: Sale Coke. Tenemos opciones. #Betis
Blas 1

 

 

 

 

 

Escasos dos minutos después de escribir esas cinco palabras, Coke pega un derechazo desde fuera del área y mete un golazo al extraordinario portero del Betis, Adán, nada puede hacer.

Este tuitero, bético evidentemente, no se acuerda en ese instante ni del Betis, ni que ese gol supone el 2-0 que sería definitivo, ni percibe la cara que se le ha quedado a su hijo de 8 años que está a su lado con la camiseta de Adán. Sólo se acuerda del tuit de hace dos minutos. #LOL
No suele ser de esos que van comentando cómo transcurre el partido a razón de tuit por minuto. Quizás pone uno al principio del partido a modo de apoyo a su equipo, en el descanso y otro al final si cabe #MenosMal #ElVisionario.
Al igual que Coke no suele meter un gol, ese tuit de este humilde tuitero que no lee casi nadie se hizo viral saliendo de las fronteras de su #TuiterMiarma pero no más lejos de Sevilla Este. Quizás un tuitstar sevillista con legiones de tuiteros palanganas hiciera un RT y a partir de ahí se montara el circo #fijarzebien. Al día siguiente lo mencionan de esta forma:

Blas 2

 

 

 

 

En cualquier caso, este particular y anecdótico hecho para mí no es lo que quisiera “poner en valor” como diría un cursi. Quería poner de manifiesto la cantidad de personas que se pronunciaron a raíz de este tuit con el único objeto de insultar, sin más #coñoya. Y esto no es porque los de un equipo sean menos educados que el otro. Si hubiese salido, por ejemplo, Damiao y otro visionario tuitero, en este caso sevillista hubiese puesto: Sale Damiao. No tienen opciones definitivamente de que marque gol y a ello se une el karma pues igual se hubiese cubierto de gloria como el anterior y los menosprecios hubiesen ido en la otra dirección.

A pesar de las descalificaciones, me cuentan que este señor se lo tomó con bastante buen sentido del humor y quizás sea ese el motivo por el que la negatividad y mala leche del personal en las respuestas al tuit de #Coke se tornaran en positivo según transcurría las horas.
Se dio cuenta el visionario tuitero que la mejor forma de actuar ante los insultos es la indiferencia. Que si el mismo persiste con las descalificaciones un bloqueo sin previo aviso es la mejor opción. También se percató que fueron algunos los que se dirigieron con educación y buenas formas. Con guasa. Éstos se merecían una respuesta y el mayor de los respetos. Da gusto comprobar en directo la buena condición de la gente. Da gusto interactuar con quien tiene buen sentido del humor. Con quien es capaz de reírse de uno mismo. De reconocer su error. De compartirlo y aprender de la experiencia. Llegados a este punto me pregunto:
¿Podríamos ver en tuiter una radiografía de la sociedad actual?
Y lo que es aún más importante y por tanto transcendente ¿marcará Damiao un gol alguna vez? Este sábado jugamos con el Barcelona.
#Ahíqueó

Imprimir

Dejar respuesta