Los creadores de panaceas

0

Con estas líneas no pretendo despejar ninguna incógnita a los creadores de panaceas, solo intento desenmascarar a los que pasan por reformadores de una sociedad perfectamente establecida, y que en vez de serlo con verdad se contentan con publicarlo, pero no pasan de ser simples pregoneros; prédicas hueros que siempre estarán en ayunas de toda realidad.

¿En qué sentido Cataluña quiere ser independiente? ¿Cuál es su situación respecto al problema autonómico planteado desde el resto de España y de Europa? ¿Cuál puede ser su trascendencia? Confieso que al llegar a este punto me asalta la duda de si todas las preguntas no descansan a su vez en estos interrogantes.

En estos momentos en que los futuros “padres de su Patria”, los que aspiran a ser representantes de su “Estado” y portavoces de su “Nación” se dirigen a la conciencia del pueblo catalán, a la voluntad ciudadana en demanda de los sufragios que necesitan para otorgarles su ambición.

Algunos pretenden aislarse o separar el istmo espiritual que los une a una península. Es para algunos lo que es para un niño el jardín donde juega: todo el mundo y el único universo posible.

Aunque  mi palabra sea como la voz que clama en el desierto, hablaré de forma inédita o parafraseando a Séneca cuando, hace 16 siglos, dijo: “Grecia está contando el número de estrellas”. Y todavía hay gente que solo conoce el cielo por su simple apariencia.

¡Afortunadamente, la mayoría de los catalanes, saben por dónde vagan esos astros!…

Imprimir

Dejar respuesta