Las víctimas siempre pierden

2

A raíz del anuncio de un posible comunicado de desarme por parte de la banda asesina etarra, Pablo Iglesias, además de repetir junto a la mayoría de políticos los tópicos al uso sobre «la consolidación de la paz y la convivencia en el País Vasco», y las consabidas frasecitas más o menos cercanas a las víctimas del terrorismo, manifestaba también su deseo porque se produjera el acercamiento penitenciario al país vasco de los presos etarras, ya que «todos los presos tienen derecho a cumplir su condena cerca del domicilio de sus familiares».

Este celo por el cumplimiento de la ley penitenciaria con quienes cumplen condena por sus delitos, demuestra la exquisita preocupación que afecta al líder de Podemos respecto a los derechos humanos de los criminales etarras, algo que resulta muy comprensible por aquello tan grosero de que la cabra siempre tira al monte, conocida la especial sensibilidad de Iglesias hacia los luchadores por la libertad de pueblos oprimidos, que se inspiran en el nefasto y letal marxismo revolucionario.

No obstante, y en aras de la defensa de la sinceridad en el ejercicio de la política, habría que agradecer a Iglesias que manifieste lo que piensa, a diferencia de tantos otros políticos que mienten o callan, y especialmente en lo relacionado con este ámbito. Porque en todo lo referente a ETA y los etarras, al futuro de sus presos, a sus excarcelaciones y acercamientos penitenciarios, y a su reinserción social con todos los honores y acogimientos populares…, parece cada vez más incuestionable que existe una hoja de ruta atada y bien atada, y posiblemente hasta «presupuestada», de la que no se nos informa a los españoles, pero que se irá cumpliendo inexorablemente sin apenas enterarnos.

Y todo eso irá sucediendo a la vista y padecimiento de las víctimas y sus familiares, a pesar de que quedan 324 asesinatos etarras sin resolver que previsiblemente y a este paso quedarán ya impunes. En fin, lo archisabido desde hace tantos años: que las víctimas siempre pierden.

Imprimir

2 Comentarios

  1. Como bien dices, ETA se ha inspirado en un marxismo radical, frente al cual no caben medias tintas ni cesiones.

    Francamente, a mi este tema de la entrega de las armas por ETA me parece un paripé, y es necesario que nuestras autoridades hablen claro al respecto.

    En el entorno de ETA los únicos que me merecen respeto son personas como Txelis, que ha pedido públicamente perdón por el daño causado mientras fue esclavo de la ideología etarra.

    Enhorabuena por tu artículo.

Dejar respuesta