Invicto Villamarín

0

Ni el Betis que vimos contra el Villarreal es de segunda división ni el que vimos contra el Deportivo es de Champions. Hay quien cambia el discurso cada semana en función al resultado, y eso desestabiliza irremediablemente la línea ascendente del equipo. Este sábado se apreciaba cierta división en la grada. Algunos pitaban cada jugada que acababa en los pies de Adán, y levantaban un incómodo murmullo cuando éste tardaba en soltar la pelota. Justo ahí llegó el gol del Dépor.

Por otro lado, el público más paciente, creyente en el fútbol de Setién, intentaba callar los
‘ruidos’ con palmas de ánimo. Cuando las más de 46.000 personas reman en una dirección se nota en el equipo, una pena que algunos no lo entiendan. Lo mejor del partido estuvo en las botas de los dos veteranos del equipo: Andrés Guardado y Joaquín Sánchez, en ese orden. Si Joaquín se metía el público en el bolsillo con su primer gol del partido, Guardado haría lo propio con el pase al del Puerto de Santa María en el definitivo 2-1.

Cuando el internacional mexicano juega, el equipo es otro. Muy bien Camarasa, que entró en el51’. Hablando de otros nombres propios, se sigue esperando la mejor versión de Tello y Sanabria. Cuánto nos acordamos de Rubén…

En general el Betis no desarrolló un juego brillante, aunque tuvo más posesión y ocasiones que el Dépor de Pepe Mel, que se queda muy herido. Muchos centros de Tello, Durmisi o Joaquín que no encontraban rematador. Faltó el último pase para haber cerrado el partido con más tranquilidad. De momento, como dato positivo, el remozado Villamarín tiene pleno de victorias verdiblancas. Inyección de moral para la visita este miércoles al equipo de Zizou. Dani Ceballos sigue sin pisar el césped del Bernabéu, ¿será el miércoles el día de su debut? Tres partidos en una semana de rotaciones, que podrían dar más minutos al recién estrenado Boudebouz y al recién llegado Joel Campbell.

Imprimir

Dejar respuesta