El autobús de la desvergüenza democrática

0

 

Aunque ya ha finalizado la Semana Santa, los representantes de Podemos, la tercera fuerza política más votada en España, con su autobús de la trama, nos han hecho un envenenado regalo de Pascua a la sociedad, ya que su mensaje no es denunciar la corrupción como dicen, sino lo que realmente pretenden, es dinamitar el sistema democrático.

Aquí no importa que denuncien a mengano, zutano o fulano como responsables de una trama de corrupción, lo que realmente debe preocuparnos es comprobar cómo se quiere banalizar la política, degradándola hasta el extremo de hacerla cómplice de todos los males que tenemos en el país. No es de recibo que unos diputados que cobran del erario público, se paseen por las calles de una ciudad, envenenando el ejercicio de la política, el derecho a la información y la honradez de las personas, en vez de realizar su trabajo que es el de legislar, velar por la democracia y hacer oposición en las Cortes Generales, que es para lo que les ha elegido el pueblo.

España se dio a sí misma una democracia hace cuarenta años por la que ha luchado la sociedad, han muerto ciudadanos en su defensa y que bien o mal, ha generado un espacio de libertad y de convivencia, que algunos quieren destrozar, sin darse cuenta de que si ellos participan en la misma, es gracias a ese sistema que ellos critican y quieren derribar.

No es de recibo que un líder político protagonice actos como estos, como si fueran una mera chirigota, porque con los mismos, únicamente muestra su incapacidad, su falta de discurso en política real y lo que es peor, degradan de manera consciente a la ideología que representa.

Podemos, se está convirtiendo en un cáncer para la convivencia, para el honrado ejercicio de la política y sobre todo, para la decencia de un sistema democrático que observa acomplejado todas las bravatadas de estos indocumentados, que humillan y ensucian todo aquello que los españoles nos hemos dado con esfuerzo, ilusión y esperanza, aunque lo peor de todo, es comprobar cómo desde los sectores de la sociedad que crean opinión, solo se les ríen las gracias y se les publicita dia tras dia, sin motivos de coherencia informativa.

¿Será capaz de reaccionar la sociedad española ante estas actitudes? Yo personalmente, creo que debe empezar a tomarse en serio que no estamos para bromas, que nos jugamos mucho permitiendo estas actitudes y que siempre de manera democrática, debemos arrinconarles puesto que es inadmisible que se juegue con nuestros valores, que se insulte a las instituciones y que estos hechos se tomen como si nada, porque dañan la democracia, el tesoro más hermoso que hemos conseguido los españoles.

Imprimir

Dejar respuesta