Gastronomía de Cuaresma. Espinacas con garbanzos, el plato rey

0

Llegó la Cuaresma y consecuentemente la tradicional restricción en el consumo de carnes durante este periodo de 40 días de duración, desde el Miércoles de Ceniza hasta Domingo de Ramos, durante el cual la Iglesia Católica prohíbe el consumo de carne en memoria a los 40 días de ayuno de Jesucristo en el desierto.

En nuestra sociedad actual esta prohibición tiene un carácter más simbólico y tradicional, pero hasta hace bien poco era un periodo de abstinencia impuesta, que acabó marcando la gastronomía propia de esta época tan del gusto de los sevillanos que dio origen a un rico recetario de sabrosos platos cocinados a base de legumbres, verduras y pescados como las espinacas con garbanzos, el potaje de garbanzos con bacalao o los dulces, como las torrijas o los pestiños.

Aunque a los sevillanos nos gusta degustar este tipo de platos en los bares, especialmente aquellos de ambiente cofrade donde estas recetas son las estrellas de las cartas, en los hogares también se impone una gastronomía de Cuaresma a base de legumbres, pescados y frituras. Y de todos ellos, destaca las espinacas con garbanzos.

Ingredientes
3 manojos de espinacas.
200 gramos de garbanzos.
Aceite de Oliva Virgen Extra.
Pimentón de la Vera.
Pan para freír.
Ajo.
Comino.
Especias surtidas.
Vinagre de vino.
Salsa de tomate.
Sal.
Preparación:
1.- Cocemos los garbanzos con poco de sal en crudo durante 25 minutos en la olla a presión.
2.- Lavamos las espinacas muy bien, las cortamos y se ponen a cocer en una cacerola con un poco de sal uno 7 minutos.
3.- Una vez cocidas las espinacas las escurrimos lo mejor posible.
4.- En una sarten con aceite de oliva freímos dos ajos laminados y reservamos.
5- Cortamos el pan en rebanadas y freímos también en el aceite de oliva, 5 o 6 rebanadas de un bollo.
6.- En el vaso de la batidora llenamos casi a la mitad con agua, un poco de vinagre al gusto, dos cucharadas salsa de tomate, media cucharadita de cominos, el pan y los ajos fritos, y especias surtidas.
7.- Trituramos todos los ingredientes del vaso y reservamos.
8.- Ponemos una cacerola con aceite de oliva y freímos tres ajos enteros y doramos.
9.- Añadimos las espinacas muy bien escurridas y rehogamos.
10.- Echamos una cucharada de Pimentón de la Vera, movemos bien e incorporamos el majado.
11.- Añadimos los garbanzos, rectificamos de sal, pimienta y vinagre y dejamos cocer hasta que espese.
Imprimir

Dejar respuesta