El kilómetro 0 de la A-49, trampa mortal para vehículos

0

Los primeros metros de la autovía A-49, que enlaza Sevilla con Huelva, se ha convertido en un agujero negro que reduce a cenizas una sorprendente cantidad de vehículos. Desde la puesta en servicio de la autovía, el primer tramo entre la capital andaluza y Sanlúcar la Mayor en 1.977, una ingente cantidad de vehículos de todo tipo han resultado calcinados en el primer kilómetro, concretamente en el tramo que discurre paralelo a la Cuesta del Caracol. Pero, en los últimos meses, se ha incrementado de manera notable los vehículos que salen ardiendo al punto de contabilizarse una media de entre dos y tres vehículos a la semana. Las cicatrices que han dejado los vehículos incendiados sobre el asfalto se pueden apreciar a simple vista.

Este nudo de acceso a la A-49, un cuello de botella donde a diario se registran importantes retenciones de vehículos a horas punta, supone, especialmente para camiones de gran tonelaje, un esfuerzo mecánico para los motores que no todos superan. Este parece ser el motivo por el que muchos camiones y turismos han salido ardiendo en ese tramo concreto de la autovía, aunque según fuentes de la Guardia Civil de Tráfico consultadas por XYZ, las averías que se traducen en incendios suelen tener como origen un deficiente mantenimiento de los vehículos, en especial los relacionados con la lubricación de los motores y la ausencia o bajos niveles de líquidos refrigerantes, lo que unido al esfuerzo mecánico de los mismos al tener que superar el desnivel de la cuesta, origina el incendio de los motores, poniendo en riesgo la integridad de los ocupantes de los vehículos y generando importantes complicaciones en el tráfico rodado.

El tramo contrario de la cuesta, los accesos a Sevilla por la A-49, en las cercanías de La Pañoleta, también registra incidentes de manera regular, en este caso provocado por un sobreesfuerzo del sistema de frenos que suele afectar a camiones de gran tonelaje, como el último incidente protagonizado por un tráiler cargado con equipo industrial que  la pasada semana permaneció en el arcén de la autovía durante 24 horas por las dificultades que suponía remolcar el vehículo y la carga hasta un lugar seguro.

Con todo, los expertos no encuentran una solución al problema, más allá de los consejos a los conductores para un correcto mantenimiento de los vehículos que impidan averías no deseadas especialmente en tramos de carretera donde pueden originar problemas añadidos como es, precisamente, el primer tramo de la A-49.

Imprimir

Dejar respuesta