Asaja insta a los alcaldes a apostar por la biotecnología

0

Asaja-Sevilla ha remitido una carta a los alcaldes de los 105 municipios de la provincia de Sevilla en la que les insta a promover en el pleno de sus ayuntamientos una moción instando al Gobierno de Andalucía y al Gobierno de España a respaldar la petición conjunta firmada por más de 109 científicos galardonados con el Premio Nobel para que se acelere el acceso de los agricultores a todas las herramientas de la biología moderna y especialmente a las semillas mejoradas mediante biotecnología.

En una nota, la organización agraria ha señalado que el escrito de los 109 premios nobeles pide con “especial interés” que se deje de bloquear la introducción de arroz dorado, una variedad transgénica libre de patente que reduce la deficiencia de vitamina A, carencia que causa la ceguera y la muerte de dos millones de niños al año en las regiones más pobres del mundo, e insta a su vez a los gobiernos a que hagan todo lo que esté en su poder para oponerse a las acciones de Greenpeace y para acabar con el rechazo basado “en las emociones y el dogma desmentido por los datos científicos”.

Pese a que más de 240 organizaciones científicas internacionales avalan la seguridad de los cultivos y alimentos transgénicos, incluyendo entre ellas a la OMS y la FAO –organizaciones que consideran que la biotecnología tiene un papel clave en la consecución de una agricultura más sostenible y en la lucha contra el hambre y el cambio climático–, los agricultores europeos sólo pueden sembrar una variedad de maíz resistente al taladro, mientras que los agricultores del resto del mundo pueden cultivar más de 50 variedades de maíz, algodón, colza y soja, a los que también pueden acceder los consumidores europeos pues la Unión Europea si concede permisos de importación para su consumo en nuestro territorio.

Según señala, más de 30 años después de que se iniciara su implantación, “los beneficios económicos y medioambientales de los cultivos transgénicos están más que demostrados“. Así, en el caso del maíz resistente al taladro, su crecimiento en la provincia ha sido exponencial, la superficie se ha quintuplicado en seis años. Se ha pasado de las 1.182 hectáreas cultivadas de maíz mejorado genéticamente en 2009 a 6.057 hectáreas en 2015. “Los mejores rendimientos, las menores necesidades de pesticidas y sus beneficios medioambientales han convencido a los agricultores sevillanos”, ha subrayado.

Asaja-Sevilla ha instado en repetidas ocasiones al Gobierno de España y al Gobierno de Andalucía a promover y fomentar la biotecnología agraria y a ampliar el abanico de cultivos transgénicos disponibles. Demanda que, en el caso del Gobierno andaluz, debería ser “un imperativo”, puesto que, como ha recordado la organización agraria, el propio Estatuto de Autonomía de Andalucía recoge en su artículo 199 que “los poderes públicos de Andalucía fomentarán el desarrollo tecnológico y biotecnológico”.

Ahora y tras la publicación de esta carta de los 109 premios nobeles, Asaja-Sevilla entiende que “ha llegado el momento de que los ayuntamientos de la provincia de Sevilla confirmen si están con la agricultura, el medioambiente y el progreso científico y tecnológico o se mantienen anclados en el prejuicio y el dogma”.

Imprimir

Dejar respuesta