Real Betis. Desmontando a Hugo Galera

0

Las recientes manifestaciones de Hugo Galera, presidente de Béticos por el Villamarín, a la prensa local sobre su rechazo al acuerdo suscrito entre el Real Betis Balompié y Bitton Sport, en las que pone sobre la mesa una serie de afirmaciones referentes a su relación con Luis Oliver, han suscitado la sorpresa de este último. Puestos en contacto con el departamento de Consultoría del Despacho Serrano Abogados, contratado por Bitton Sport para la coordinación de los trabajos de negociación con Hugo Galera, hemos podido, al menos, sacar en claro la actitud con la que Galera ha afrontado dichas negociaciones.

Según ha podido saber XYZ de fuentes de la Consultora, previa autorización de Luis Oliver , las conversaciones entre ambas partes comenzaron en Febrero de 2016, y se han mantenido vivas hasta el día antes de la firma del acuerdo. El episodio en cuestión se inicia con una reunión celebrada en la clínica del prestigioso empresario en la que Luis Oliver, descontento en ese momento con la gestión llevada a cabo por los gestores de la entidad , y con el propósito claro de hacer valer los derechos políticos de su paquete accionarial, propone a Galera su apoyo total y sin condiciones para que sea este ultimo el próximo Presidente , para lo cual pedía la ayuda de Galera para la inscripción de sus títulos en el Registro de Socios.

En ese encuentro Hugo Galera contesta y deja claro que su única intención es comprar el Betis y le pide  a Luis Oliver una cifra para comenzar la negociación. Deja “perfectamente claro” su deseo de cumplir su “promesa vital” de adquirir cualquier posición para , ayudado por “su grupo”, poder regresar al Betis como la figura que reparta esas acciones entre las cinco familias verdiblancas de su confianza, cuestión que “nunca dejó clara como iba a llevar a cabo”. Poco después de recibir dicha propuesta y tras una reunión con Rafael Salas y Francisco Galera, Hugo Galera ofertó una cantidad de 8.000.000 de euros al contado, poniendo como única condición para su perfeccionamiento el que Lopera se diera por cobrado dentro de esa cantidad, oferta que es rechazada por Luis Oliver de manera inmediata.

A partir de ese momento, y hasta el día antes de la firma del acuerdo Betis-Bitton se sucedieron una serie de contactos y reuniones con el fin de acercar posturas, contactos que con el tiempo, “iban perdiendo el carácter profesional que un caso como este requería y se limitaban a intentar abaratar dicha oferta con la velada amenaza de boicotear cualquier tipo de acuerdo que no pasara por el y siempre haciendo valer su condición de demandante en los casos conocidos por la opinión pública”. Según las fuentes consultadas, Galera expresó que “me lo tenéis que vender a mi, pues soy el único que tiene dinero”. A la vista de la imposibilidad de llegar a entendimiento alguno, y la cercanía a un acuerdo con los actuales gestores de la entidad verdiblanca, se dieron por cerradas las conversaciones.

Sorprenden, en cualquier caso, las declaraciones de Galera a las fuentes presentes en las conversaciones, toda vez que este periódico ha tenido acceso a las pruebas que determinan la celebración de multitud de reuniones entre Galera y Bitton a lo largo de este último año, con la asistencia de abogados de ambas partes. Ante las pruebas cosechadas cabe concluir, y todo apunta a ello, a que Galera habría demostrado su intención de aprovecharse de la situación jurídica de la entidad para saldar deudas del pasado con Manuel Ruiz de Lopera y, con prácticas poco ortodoxas , conseguir controlar la entidad por parte de “su grupo”.

Con todo, este acuerdo Bitton-Betis deja fuera a Hugo Galera de toda cuota de poder en el seno de la entidad heliopolitana, por lo que resulta previsible que la plataforma que controla intentará presentar una alternativa que haga frente al futuro consejo de administración que resulte de este pacto.

foto:as.com

Imprimir

Dejar respuesta