¿Cabe mayor sensualidad en la Feria de Sevilla?

0

Ella mira al cielo de forma perdida como la que atisba un rayo de sol entre los nubarrones negros de este año. En la mano, paciencia y manzanilla. Él llega tarde a la cita. Y se fija que le esperan sin ser esperado, de forma vaga pero ilusionante, como la que no quiere perderse nada y todo a la vez. Los dos se han perfumado con sus mejores aceites. Visten impecablemente, sin que falte ni sobre un detalle. Es el encuentro esperado en la Feria más sensual, elegante y divertida de Sevilla. Lástima que  dure sólo una semana.

Imprimir

Dejar respuesta