¿Creativivos o aburrimuertos?

0

En el mundo hay dos tipos de personas: los creativivos y los aburrimuertos, ¡es vital que, cuanto antes, descubras cuál es tu puesto! Los primeros descubren su “TOMA” (TOque gico) y los segundos se quedan directamente en coma.

La persona creativa… ¡al mundo activa! porque con su imaginación, talento e ingenio ¡hace que, de la lámpara, salga el genio! y convierta en realidad todos sus sueños, no sólo tres, sin límites… porque la persona creativa llena de sentido el “YES“: Yo Estoy Satisfecho, pues no hay nada que llene más que saber y sentir que, cada día, estás creando y enriqueciendo la realidad, ¡el río creativo desemboca en el mar del Triunfar!

La creatividad te hace dinámico y positivo, porque cuando creas ¡sabes que nada está prohibido! te permites jugar con las ideas, los conceptos… ¡así el balcón del progreso quedará abierto! respirarás profundo y te mentendrás alejado del desierto del conformismo y la desidia. Es un hecho: los creativivos se divierten, ¡y nuevos caminos advierten! (“divertir” viene de “divertere” que literalmente sigifica: “llevar por varios lados”); un creativivo ¡no se conforma! y si parece que la solución es difícil, en lugar de tirar la toalla… ¡prefiere darle forma!; son auténticos fans del “trabajirse” (trabajar + divertirse), por lo tanto, del estrés, la desconfianza, los miedos ¡comienzan a despedirse! porque si te conviertes en creativivo sabrás y sentirás que la confianza, la actitud y la iniciativa van contigo.

Innovar, divertir, sonreír, aprender, jugar… Son verbos que, a diario, vas a conjugar si perteneces al Club de los creativivos: ¡los seres humanos más atractivos! En el otro extremo se sitúan aquellos a los que el éxito les es esquivo: los aburrimuertos.

El lema del aburrimuerto: “¡yo, no me muevo del puerto!”, prefiere no zarpar, no comenzar ninguna aventura porque todo le parece una locura y claro está, así el éxito se fuga; pues quien nunca nada emprende, su ingenio y su actitud no enciende, y por tanto no comprende que, lo mediocre (quedarse en el puerto) no vende. D. Aburrimuerto se apellida conformismo, él piensa: “esto está bien así, en su día funcionó, ¿para que lo voy a cambiar?” y directamente no nutre su mente y corazón con el potente poder de la investigación, el juego, el disfrutar, la imaginación, el aprendizaje… él piensa: “que otro se moleste y haga el viaje” y no se da cuenta que quien no innova e inventa… contra su propia marca atenta, pues estará perdiendo ventas (¡hasta que pruebe la refrescante menta del creativivo!).

El aburrimuerto lleva siempre puestos los zapatos del pesimismo, de la falta de inquitudes… pues antes de dar el primer paso, ya se pone a pensar en las 1001 vicisitudes que van a tener lugar (o no) y piensa: “¡Qué pereza!”, así que directamente no empieza, de esta forma se asegura que no tropieza pero… ¡quien nunca mueve pieza comete una auténtica torpeza!

Ya lo sabes: creativos o aburrimuertos, y tú ¿te mueves del puerto?

mariagraciani.wordpress.com

Imprimir

Dejar respuesta